Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

VINOS TINTOS GALLEGOS

  • Autor: 
  • Publicado: 2016/10/03
  • Comentarios: 0

En estos últimos años los vinos tintos más atrevidos se están haciendo en tierras gallegas, donde históricamente predominan los vinos blancos, aprovechando la gran variedad de uvas ancestrales que estas tierras atesoran.

Hasta hace bien poco no sabíamos nada de vinos tintos gallegos de calidad. De Galicia nos llegaban blancos maravillosos de Rías Baixas y Ribeiro sobre todo. Poco a poco se fueron conociendo otras uvas blancas como la Godello, Loureiro, Caiño, Torrontés, Lado. Y con ellas otra generación de viticultores se empeñó en recuperar viñedos ancestrales para elaborar vinos tintos de un corte muy diferente  a los vinos que estaban de moda en España, potentes y con un contenido alcohólico alto. Por el contrario los tintos gallegos son ligeros, frutales, minerales, con poco contencido alcohólico, pero sobre todo, distintos. Lejos de la potencia predominante en el resto de España estos son vinos que pueden descolocar al público acostumbrado a los Ribera del Duero, Toro, etc, si los beben con prejuicios. La verdad es que cada vez hay más enólogos en toda España elaborando caldos más ligeros, sutiles, para disfrutar a cualquier hora sin necesidad de tener que comerse un chuletón o un buen cocido. Los vinos gallegos son distintos por varias razones como el clima donde hay mucha lluvia y poco sol, con lo cual, tenemos vinos con poco grado y una mayor acidez. Una geografía montañosa que hace que existan diferentes microclimas y diferentes comportamientos de uvas que existen en otras zonas de España, como la Mencía. Además hay que añadir la gran riqueza varietal existente en Galicia: Mencía, Caiño, Merenzao, Sousón, Brancellao, Loureiro. En Galicia existen cinco denominaciones de origen cada una con características diferentes: Rías Baixas, Ribeiro, Valdeorras, Monterrei  y Ribeira Sacra. Este mes tenemos representación de todas las zonas y os las iremos presentando una a una.

Viñedos de la Ribeira Sacra

Los vinos tintos de las Rías Baixas se caracterizan por ser los más atlánticos de toda Galicia. En boca tienen una gran acidez y algunos incluso salinidad por su cercanía a la mar. En nariz destacan los frutos rojos. Como representante de esta zona tenemos Bastión de luna de Raúl Pérez. Vino muy fresco, salino. Elaborado con Caiño, Loureiro y Espadeiro.

La zona de Ribeiro está más en el interior y sus vinos tintos se caracterizan por vinos muy complejos, frutales, con notas herbáceas y ácidos. Nuestro representante de esta zona es Eidos Ermos de Luis Antxo Rodríguez. Un vinazo de los pies a la cabeza. Complejo, frutal, especiados, ligero y largo. Una delicia.

Los vinos de la Ribeira Sacra se caracterizan por una mayor mineralidad y por ser afrutados, frescos, balsámicos y ligeros. Entre nuestros vinos de esta zona están Lalama, Guímaro y finca cuarta. Los dos últimos son Mencía 100 % y Lalama viene acompañado de otras variedades de la zona. Es una Mencía más fresca, ácida y afrutada que las del Bierzo.

Los vinos de Monterrei suelen sel más maduros y con mayor graduación alcohólica ya que esta zona es la más cálida de Galicia. De aquí tenemos un vino de José Luis Mateo llamando Candea fruto de la recolección de sus mejores uvas. Un genérico de Monterrei.

Los vinos de Valdeorras combinan un carácter atlántico y mediterráneo. Elaborados sobre todo con Mencía son afrutados y secos.  Gaba do Xil es el representante de la zona. Un vino de Telmo Rodríguez elaborado con Mencía 100 %. Fresco y afrutado

Además este mes tenemos una oferta especial con cinco vinos de las cinco denominaciones de origen gallegas. Para que los probéis en casa.

Tags:

Últimas Noticias