Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

THE MACALLAN: NUEVA IMAGEN, NUEVA FILOSOFÍA

  • Autor: 
  • Publicado: 2014/02/27
  • Comentarios: 0
La nueva imagen de The Macallan no ha dejado indiferente a gran parte de su público más fiel. No sólo han cambiado las etiquetas y la denominación, sino también el líquido elemento. Pero esta vez haciendo caso al maestro destilador que es el que sabe cuando el whisky alcanza su máximo esplendor.

La elaboración del whisky en Escocia está sometida a una reglamentación estricta sobre materias primas, espacio geográfico y tiempos de permanencia en barrica. La mayoría de las destilerías tienen segmentados sus caldos en añadas de 10,12, 15,18, etc, como señala la costumbre desde antiguo. Como con cualquier producto que necesite o se nutra del contacto con la madera tenemos que tener en cuenta que las barricas tienen su reverso tenebroso. Igual que una breve o larga estancia puede aportar, sumar, añadir aromas y sabores espléndidos, también puede hacer que el producto final sea una sopa de taninos y que huela a mueble bar. Es por ello que algunas destilerías están huyendo de la estricta reglamentación escocesa y se hayan ido por otros derroteros buscando un resultado más acorde con un público mayoritario, buscando un mayor equilibrio entre el whisky y la madera siguiendo el ejemplo del vino.

http://www.youtube.com/watch?v=l9Awtieqdho

La diferencia entre el mundo del vino y el del whisky es que mientras una bodega se puede permitir el hecho de tener dos lineas distintas de vino: una más clásica (con más madera) y otra con un mayor equilibrio y fruta, parece ser que las destilerías no pueden o no quieren (desde Macallan nos han informado que para ellos sería insostenible desde el punto de vista logístico mantener dos líneas comerciales diferentes).

En varios años la destilería ha pasado de la linea sherry oak (sólo con barricas de Jerez) que eran muy potentes y para un público muy restringido, a la linea fine oak donde alternaban barricas de Jerez (españolas y americanas) con barricas de bourbon para un público más amplio, a  terminar en la linea Macallan 1824 series donde vuelven al roble jerezano pero esta vez sin cumplir a rajatabla las añadas anteriormente existentes. Es decir, ahora quieren que el aporte de madera sea el justo y para ello dejan en manos del maestro destilador (Bob Dalgarno) la posibilidad de elegir cuando el whisky está listo para salir al mercado. Para ello quizá no sea necesario llegar a los 10, 12, 18 años, sino que se considere que el aporte de madera sea el necesario en un período más corto. De esta forma no tiene sentido seguir denominando a los Macallan por añadas. Ahora su nombre viene por colores que van acorde con el color del whisky que encierra la botella (amber, Sienna y rubí) y la caja es de color blanco para que resalte y contraste en color del whisky. Arriesgado la nueva jugada de la destilería pero a mi modo de ver honesta y acorde a los tiempos que corren, eso sí, seguro que perderán algunos de sus antiguos clientes.the_macallan_serie_1824

the_macallan_serie_1824

Tags: macallan, Bob Dalgarno

Últimas Noticias