Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

LA ENTRONIZACIÓN DEL LÚPULO: LAS INDIAN PALE ALE

  • Autor: 
  • Publicado: 2013/12/08
  • Comentarios: 0

Lo que en otra época comenzó como un sistema para poder extender el consumo de las Pale ales británicas ahora se ha convertido en uno de los estilos preferidos por los consumidores: la IPA.

Desde que en el pequeño pueblo de Burton, en las midlands, decidiesen continuar y recuperar el viejo sistema de elaborar cerveza en Inglaterra  la cosa no ha hecho más que crecer. El éxito entre el público británico y extranjero hizo que las empresas tuviesen que llevar sus productos más allá de sus fronteras. Pero, ¿cómo mandar un producto tan delicado en una época en la que los viajes duraban una eternidad y los sistemas de almacenamiento no eran del todo herméticos?. La cerveza se estropeaba durante el viaje que solía realizar, sobre todo a la India (de ahí en nombre de India pale ale). Por ello los cerveceros tuvieron que improvisar con métodos que permitiesen que el producto llegase en buenas condiciones. Una de las conclusiones a las que llegaron fue que la cerveza tendría que tener una mayor densidad de azúcares para que tuviese una fermentación más lenta y que tendría que fermentar durante el viaje para que llegase en unas condiciones óptimas.

Pero una de las características fundamentales de las India pale ale es que tienen una cantidad de lúpulo superior a las Pale ale. Esto es debido a varios factores: el primero es que el lúpulo aporta amargor y aromas a la cerveza, y en un tiempo en el que la conservación de los productos era difícil siempre era bueno que predominase un olor y sabor por encima de los otros, a modo de enmascarar defectos por los viajes y la oxidación. Otro de los factores es que el lúpulo lleva taninos que hacen que la cerveza esté más asentada y dure más en buenas condiciones. Si unimos ambos factores nos encontramos con un producto apto para largos viajes. Además hay que añadir que la cantidad de lúpulo que echaban era enorme para los cerveceros actuales, aunque no sabemos si eran frescos, muy amargos, poco amargos, etc.

Tras este periplo viajero la IPA se quedó como un estilo más con muchos seguidores dentro y fuera de las islas. En la actualidad es uno de los estilos más demandados dentro del panorama cervecero artesanal. El problema es que a veces nos encontramos con algunas cervezas con un contenido de lúpulo enorme, donde la malta pasa a un tercer plano (ni siquiera segundo) y cuyo resultado es una cerveza difícil de tomar salvo para aquellos a los que les encantan los amargos y las experiencias místicas. Aquí unas muestras de nuestras IPAS:

IPAS

Tags: ipa, india pale ale

Últimas Noticias